El otoño de novedades en Isadora

A

unque estemos acostumbrados a que cualquier establecimiento nos anuncie campañas que coinciden con las estaciones, Manu de Isadora, trabaja como ojeador durante todo el año. Una labor continua nacida de su curiosidad y la atención al detalle, que desemboca en una experiencia global y de estilo definido para el visitante.

Así entramos en Isadora y, dentro de su heterogénea propuesta, percibimos una sensación de calidez lejos de cualquier despersonalizado establecimiento multimarca: ¡todo encaja!

Pero repasemos algunas de sus novedades. Durante este mes de octubre llega, desde Barcelona, Lea Joyas. “Andábamos buscando alguna marca nueva de joyería que complementara a las otras que tenemos y que fuese en nuestra línea de trabajo. Esta nos enamoró porque era muy versátil y heterogénea, ya que en sus colecciones puedes encontrar desde una muy colorida, otra más geométrica y la última, NocheyDía, con piezas en gama blanco y negro muy elegantes”, nos cuenta Manu, que destaca el cuidado valor de las técnicas de su creadora: “detrás de la marca está Candela, que tiene su taller en Barcelona y en su trabajo se pueden aprecia técnicas desde el chapado en oro y plata de algunas piezas o el lacado japonés o esmaltado, con los que consigue unos resultados preciosos”.

También durante este mes y desde Barcelona, Isadora llevará a sus estantes y escaparates a Nimesis. Manu nos cuenta el porqué de esta novedad: “buscábamos completar nuestra línea de decoración y papelería con una marca muy completa y con sello propio, ya que son productos diseñados de manera artesanal —estampan ilustraciones originales sobre bandejas, cojines, libretas…—. Toda la colección está inspirada en la naturaleza. Está muy presente, ya sea con los propios motivos dibujados o bien con el uso de materiales y fibras naturales”.

Debemos estar atentos además a la actualización propia de temporada en las marcas habituales de Isadora: “Skunkfunk por ejemplo, trae una novedad en los bolsos, que cuentan en su mayoría con luz en su interior. También destacar como avanzan como marca de moda sostenible, los nuevos tejidos utilizados…”, apunta Manu. Otro ejemplo de la atención al detalle está en los productos de Don Fisher: “es una marca que hace bolsas, mochilas, bolsos… todos con el mar como inspiración ya que todo son peces“. Aprovecha para recordarnos que los pequeñajos y pequeñajas de la casa tienen su rincón en el número uno de la calle Pérez Galdós: “recientemente también han sacado cosas para niños (culotes, baberos, mochilas tortuga…) que traemos para completar nuestro rincón Baby de Otto&Tula, que es nuestra marca propia de moda infantil. Son geniales porque trabajan muy bien la imagen y el diseño de la marca y estampan todos los tejidos ellos mismos. De niños también traemos unos muñecos de algodón llamados La Pandilla Nimu“.

Es difícil condensar este micro mundo de propuestas en unas líneas, que podríamos completar con el magazine y libros infantiles de Kireei Magazine y el Costurero, o los prints u originales de Esther GiliNuria DíazMiss Malagata y Merimalismo, ya que en Isadora son unos apasionados de las ilustraciones.

Manu remata esta charla contándonos que sigue trabajando en la llegada de más novedades que, de forma misteriosa, prefiere no adelantarnos. En definitiva, la visita regular a Isadora se impone para ir descubriendo pequeños tesoros a incorporar en nuestra vida cotidiana.

No Comments

Post A Comment