Moda ecológica: ¿qué es y en qué se diferencia?

¿Qué es es la ecología en el ámbito de la moda? ¿Qué debe tener una prenda para que sea ecológica? ¿Qué implica ser “eco-fashión”? Verde Moscú es el espacio de Soho Benita que da cobertura y voz a esta filosofía, y es que la ecología es más que una etiqueta: es una ideología y un movimiento social que defiende un trato más respetuoso en la forma en la que las sociedades nos relacionamos con el ecosistema. En la moda y el diseño, está creciendo el número de proyectos y marcas que buscan un desarrollo más sostenible, en el que se “consuma menos pero mejor”: cambiar la producción y consumo masivos por uno más responsable y concienciado con el medio ambiente.

Para que una prenda puede ser definida como ecológica, se deben dar varias pautas, como que los materiales empleados para su confección sean fibras ecológicas, que su producción tenga un bajo impacto medio ambiental y que los derechos laborales de las personas implicadas en su cadena de fabricación ofrezcan unas condiciones dignas y respetuosas. Los materiales ecológicos que se emplean suelen ser algodón, lino, cáñamo, lana,… de cultivo o tratamiento ecológico, es decir, que se hayan empleado semillas no transgénicas, pesticidas de bajo impacto o que no se admitan prácticas como el mulesing, entre otras muchas cuestiones. Además, la ropa eco trata de no incluir (o reducir al máximo) el uso de fibras sintéticas como el poliéster, derivadas a partir del petróleo, así como controlar el proceso de tintado, estampación, lavado y acabado de prendas, en el que también hay que ceñirse a una serie de productos y tintes específicos. La certificación ‘Gots’ (Global Organic Textile Standard), es la máxima categoría que existe para asegurar que la ropa ha sido producida siguiente estos criterios de calidad medioambiental.

El posicionamiento ecologista sigue estos criterios productivos para la elaboración de la ropa, que suponen la aplicación práctica de la conciencia ideológica que hay detrás. Ser ecologista es una manera de ganar sensibilidad y de tomar conciencia con el medio de que nos rodea, es una forma de relacionarse con más cuidado, con más paciencia. En palabras de Carolina, socia de Verde Moscú, “El planeta no puede soportar nuestro ritmo de consumo y forma de trabajo, y además del planeta, las personas que fabrican nuestra ropa tampoco deberían soportarlo con situaciones laborales de esclavitud”. Alternativas como esta marca sirven mostrar que otra forma de consumo es posible. 

Carolina de Verde Moscú en el concurso #Sohoenprimavera.

Fotografía de Miguel Jiménez.

No Comments

Post A Comment